Agencia española de protección de datos

Elaboración de Códigos Tipo


Objeto y Naturaleza


Los códigos tipo, o códigos deontológicos o de conducta, constituyen un instrumento de lo que se denomina autorregulación, es decir, la capacidad de las organizaciones y entidades para regularse a sí mismas. En el ámbito de la protección de datos de carácter personal esa capacidad está orientada a la adopción de reglas o estándares específicos que permitan armonizar los tratamientos de datos efectuados por quienes se adhieran al código tipo o lo promuevan y a facilitar el ejercicio de los derechos de los afectados y favorecer el cumplimiento de la normativa.

En el artículo 32 de la Ley Orgánica, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter personal (LOPD) se establece que:

"Mediante acuerdos sectoriales, convenios administrativos o decisiones de empresa, los responsables de tratamientos de titularidad pública y privada así como las organizaciones en que se agrupen, podrán formular códigos tipo que establezcan las condiciones de organización, régimen de funcionamiento, procedimientos aplicables, normas de seguridad del entorno, programas o equipos, obligaciones de los implicados en el tratamiento y uso de la información personal, así como las garantías, en su ámbito, para el ejercicio de los derechos de las personas con pleno respeto a los principios y disposiciones de la presente Ley y sus normas de desarrollo".

Los códigos tipo tienen por objeto adecuar lo establecido en la citada Ley Orgánica y en su Reglamento de desarrollo, aprobado por el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre (RLOPD), a las peculiaridades de los tratamientos efectuados por quienes se adhieren a los mismos, y podrán contener o no reglas operacionales detalladas de cada sistema particular y estándares técnicos de aplicación. Si tales reglas o estándares no se incorporasen directamente al código, las instrucciones u órdenes que los establecieran deberán respetar los principios fijados en aquél.

Son características fundamentales de los códigos tipo, derivadas de su naturaleza, el carácter voluntario de la adhesión y la vinculación de su contenido.

Para que los códigos tipo puedan ser considerados como tales a los efectos previstos en la LOPD deberán ser depositados e inscritos en el Registro General de Protección de Datos de la Agencia Española de Protección de Datos, sin perjuicio de su inscripción, cuando corresponda, en los registros que fueran creados por las Comunidades Autónomas, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 41 de la LOPD.

La Agencia Española de Protección de Datos dará publicidad a los códigos tipo inscritos, preferentemente a través de medios informáticos o telemáticos. Se puede consultar su contenido en la página web de la Agencia

- Códigos tipo inscritos en el Registro General de Protección de Datos